¿Quién no ha visto alguna vez cuando viajábamos por alguna de las carreteras nacionales de este país un impresionante toro negro observando todos y cada uno de nuestros movimientos. Pues bien, ese famoso anuncio publicitario no es otra cosa que el Toro de Osborne, o lo que es lo mismo, la silueta de un toro de...